Un cartel del Jorge Malo anunciará el XXIII Concurso de tapas

Un cartel del Jorge Malo anunciará el XXIII Concurso de tapas

Se celebrará del 9 al 29 de noviembre, con más premios, como un horno Rational, valorado en 7000 euros El diseñador Jorge Malo ha sido el ganador del concurso de carteles del XXIII Concurso de tapas de Zaragoza y provincia, dotado con 1000 euros, cortesía de Bantierra.

El original fue presentado la semana pasada en la Sala de Columnas de de la entidad bancaria, siendo el pistoletazo de salida de esta edición que, sustancialmente, mantendrá el mismo esquema que el año anterior.

Como recordó Pedro Giménez, presidente de la Asociación de Cafés y Bares, organizadora del certamen, «el concurso de tapas más antiguo del mundo, que llega a su edición número 23, aunque el 80 % de las tapas se consumen por el centro, trataremos de incrementar su presencia en los distritos de Zaragoza y también en las comarcas de la provincia».

Se mantienen los mismos premios, a las mejores tapas aragonesa, original y tradicional, aunque habrá más, entre ellos un codiciado horno Rational, valorado en 7000 euros. Se celebrará del 9 al 29 de noviembre, ininterrumpidamente, y concluirá con una cena de gala, que incluirá la entrega de premios.

En el acto estuvieron presentes los patrocinadores institucionales, como Bizén Fuster, diputado Delegado de Turismo de la Diputación Provincial de Zaragoza, que recordó la «apuesta de la Diputación por el turismo gastronómico en la provincia, como las de La Almunia, centradas en el histórico cocinero Juan Altamiras». Por su parte, Enrique Pérez, gerente de Zaragoza Turismo, remarcó la colaboración histórica entre los bares y el Ayuntamiento de Zaragoza, con el concurso más antiguo «del mundo», que «supone una experiencia gastronómica fundamental y contribuye a dar a conocer los encantos de la ciudad».

Marisa Romero, directora General de Turismo del Gobierno de Aragón, destacó el concurso como «un buen ejemplo más de la colaboración público-privada», apostando por el crecimiento del mismo en las comarcas. Finalmente, Jorge Malo, el diseñador ganador del concurso, expresó su agradecimiento por ganar el concurso. «Es un honor, y más para un activo consumidor de tapas». Se acordó de sus compañeros del Siroko Studio, que le ayudaron a rematar el proyecto pues «quería que fuera diferentes; un cartel de tapas sin comida». De ahí que recurriera a la servilleta, «concepto tan poco convencional, como universal» como novedoso, como recordó el portavoz del jurado, compuesto por profesores de la Escuela de Artes, Rafael Pueyo. «Quería reflejar el aspecto social, el ambiente, la cultura que rodea al consumo lúdico de las tapas», concluyó Malo.

El acto concluyó con un refrigerio ofrecido por los principales patrocinadores del concurso, con embutidos de Jamones Airesano, con bebida a cargo de Bodega Pirineos, La Zaragoza y Coca Cola, además de los cafés El Tostadero.

Fotos: Gaby Orte

Leave a Reply