Bodega Pirineos culmina una vendimia de la que se auguran grandes vinos

Bodega Pirineos culmina una vendimia de la que se auguran grandes vinos

La vendimia comenzó el 29 de agosto, 20 días más tarde que el año anterior y terminó el 4 de octubre tras seis semanas de recogida que se ha adaptado a la maduración escalonada de la uva. Las variedades de uva blanca han sido más abundantes, la tinta ha madurado más lentamente y los rosados serán más elegantes y aromáticos.

 Bodega Pirineos finalizó el pasado 4 de octubre su vendimia, cerrando un proceso de recogida de uva que se ha prolongado 6 semanas desde que comenzase el pasado 29 de agosto, veinte días más tarde que la vendimia anterior y en el que se han recogido cerca de cuatro millones de kilos de uva.

La maduración se ha dado de una manera muy escalonada, lo que ha favorecido que se preste más atención a los cuidados en bodega y debido a esto la añada de 2018 va a ser la más completa de los últimos años gracias a la notable calidad que se está encontrando en todas las elaboraciones que van desde vinos de crianza y reserva hasta blancos, pasando por rosados y tintos jóvenes.

A lo largo de estas 6 semanas de vendimia se han dado situaciones peculiares como vendimiar un buen número de parcelas de chardonnay a mitad de septiembre cuando es una variedad más temprana que se suele recoger en agosto.

Excelentes vinos en todas las variedades

Las variedades de uva blanca han tenido un volumen superior al de otros años y también han sido superiores en cuanto a calidad, dando lugar a mostos de gran finura y riqueza aromática. La uva tinta ha madurado más lentamente que otros años otorgando una mejor maduración  del color y unos taninos más redondos, estos vinos tintos serán muy ricos en color, tendrán una buena concentración, fruta y una perfecta expresión varietal. Por último, cabe destacar la elegancia y los aromas de los rosados pálidos así como la dulzura especial de fruta en sazón y los colores vivos de los rosados más coloreados como Alquézar.

Leave a Reply