Cabuchico, El Olivo, La Bocca, La Luna, La Caleta, Crac, Servet y Santa Fé, finalistas Las ocho mejores tortillas de patata de Zaragoza

Cabuchico, El Olivo, La Bocca, La Luna, La Caleta,  Crac, Servet y Santa Fé, finalistas Las ocho mejores tortillas de patata de Zaragoza

La IV Liga de la Tortilla ya cuenta con finalistas. Ocho establecimientos zaragozanos han superado las tres jornadas celebradas hasta el 5 de octubre y entre sí, a la vista del público y del jurado profesional, el próximo martes, 30 de octubre, en el CC El Caracol, de Zaragoza.

La Caleta  Gabi Orte La Liga de la Tortilla

Con una amplia representación de los barrios zaragozanos ‒Las Fuentes, con nada menos que tres representantes, Delicias, Universidad y Torrero‒, los finalistas de esta edición son:
 Cabuchico. Monasterio Roncesvalles, 68. 976 591 794. No cierra.
 El Olivo. Corona de Aragón, 25. 876 013 570. Cierra sábados y domingos.
 La Bocca. Madre Vedruna, 6. 976 218 018. No cierra.
 Café La Luna. Compromiso de Caspe, 7. 976 598 192. No cierra.
 La Caleta. Pedro de Luna, 83. 976 334 219. No cierra.
 Crac Restaurante. Pº Fernando el Católico, 54. 622 805 731. Cierra domingos.
 Cafetería Servet. Miguel Servet, 24. 976 363 560. Cierra domingos tarde.
 Cafetería Santa Fé. Cabezo Buenavista, 9. 976 021 404.

Si los dieciseisavos ya fueron especialmente reñidos, los octavos de final han
contemplado tres partidos con prórroga y penaltis, debido a lo igualado de la pugna.
Así, pasó en los enfrentamientos entre El Coloquio y El Olivo, donde un leve fallo del
primero decantó el partido hacia el segundo; la tortilla de La Bocca se impuso
finalmente a la recién sacada del fuego del Verdechulo, que se prepara al instante; y se
tuvo que recurrir al VAR para que La Caleta, en Delicias, triunfara sobre el céntrico
Plaza Goya, finalista en las dos ediciones que se presentó.

Los veteranos Cabuchico ‒ganador de la primera edición‒ y la Cafetería
Servet, habitual finalista, pasaron con cierta holgura frente a +Albarracín y Buena Cara, respectivamente; mientras que de forma inesperada, por más que su trayectoria
avalara la sorpresa, la Cafetería Santa Fé, en Torrero, ganó al finalista de la última
edición, El Elegante, y Crac restaurante lo hizo al también veterano y finalista
Hernán Cortés. Por último, otro veterano, La Luna, llegó sin mayores problemas a la
final, por encima de otra de las sorpresas debutantes, Morrete.

A lo largo de tres semanas, 64 establecimientos zaragozanos han participado en
este juego, diseñado para «elevar el nivel de las tortillas zaragozanas», como se explica
desde Gastro Aragón, el bimestral que organiza esta competición, nacida en 2015, de
la mano de su principal impulsor, Coca Cola, para tratar de mejorar el nivel cotidiano
de las tortillas de patata que se sirven en Zaragoza. De tal forma, no se admiten en el
juego aquellas que no se elaboren habitualmente en cada establecimiento.

Cuenta con el patrocinio de Patatas Gómez, Huevos Corral de Monegros y
Oléva, aceite de oliva extra virgen de la Cooperativa Niño Jesús, de Aniñón.
Precisamente los tres ingredientes imprescindibles para considerar a algo tortilla de
patata. La posible adición de cebolla –obligatoria para muchos–, el aroma de ajo, o
quizá un toque de calabacín o pimiento verde ya queda a voluntad del jugador.

Dadas las características de la Liga, no podía faltar el apoyo del Real Zaragoza,
que contribuye con sus colores a consolidar un proyecto, que pronto se exportará fuera
de la capital aragonesa. Unos ochenta jurados, árbitros, compuestos por cocineros, maitres, periodistas, blogueros y aficionados diversos, han valorado a lo largo de tres semanas ‒las
jornadas‒ las 64 tortillas, con el apoyo de los votos populares, los linieres,
determinantes en caso de empates, que han llegado gracias a la aplicación Saborea la
Ziudad.
Han sido unas 600 degustaciones de tortilla de patata, siempre en el campo de
cada jugador y siempre comparando las dos en juego, pues pasa la mejor tortilla de las
dos presentadas, como en cualquier deporte. Puede que no sea totalmente justo, pero «er
furbo e azi» y la Liga también.

Fotos: Gabi Orte 

Leave a Reply