CAMPO DE CARIÑENA DEJA SU REINADO, COMO TERRITORIO DE INTERÉS GASTRONÓMICO DE ARAGÓN 2019, CON UN 20 % MÁS DE VISITANTES

CAMPO DE CARIÑENA DEJA SU REINADO, COMO TERRITORIO DE INTERÉS GASTRONÓMICO DE ARAGÓN 2019, CON UN 20 % MÁS DE VISITANTES

Cariñena ha organizado cerca de una veintena de acciones nuevas, lo que ha supuesto que este año hayan disfrutado de la comarca cerca de 26 000 personas.

La Comarca Campo de Cariñena ha vivido un 2019 «muy especial» que «ha marcado su futuro». En diciembre de 2018, recogió el testigo de la Comarca del Somontano como nuevo Territorio de Interés Gastronómico de Aragón. Una distinción, concedida por el Gobierno de Aragón, que la reconoce como zona de excelencia gastronómica.

La comarca zaragozana es conocida mundialmente por el vino, principal motor de su territorio, pero no es el único. La miel de Aladrén, el aceite de oliva virgen extra de Alfamén, el jamón de Encinacorba, el agua Sierra del Águila de Cariñena, los mudéjares y moscatelicos de Manuel Segura, los buñuelos rellenos de Loras, las setas o uno de los alimentos más cotizados del mundo y del que Aragón es el mayor productor: la trufa negra, son algunos de los productos que definen esta zona.

Tras un año como Territorio de Interés Gastronómico de Aragón, la comarca ha organizado, este jueves en el edificio de la Caja Rural de Aragón, una jornada, moderada por el periodista cariñenense Mariano Navascués, en la que se ha hecho balance de lo que ha supuesto este sello para Campo de Cariñena.

Al acto ha asistido, el presidente de la comarca Campo de Cariñena, José Luis Ansón; el vicepresidente de la comarca Campo de Cariñena y presidente de la Ruta del Vino, Jesús Javier Guillén; el presidente de la DOP Cariñena, Ignacio Casamitjana; la directora general de Promoción e Innovación Agroalimentaria del Gobierno de Aragón, Carmen Urbano; el comisionado para la lucha contra la despoblación, Javier Allué; la diputada delegada de Turismo de la DPZ, Cristina Palacín; y la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué. Además, la jornada ha sido un gran escaparate para los principales productos de la zona. De esta manera, una docena de bodegas de la Denominación de Origen Protegida Cariñena han expuesto sus vinos, y tampoco han querido faltar a la cita la miel de Aladrén, el aceite de Alfamén, el agua de Cariñena, los dulces de Manuel Segura y Loras, el pollo campero de Cariñena, el jamón de Encinacorba y trufa de la Asociación de Truficultores de Zaragoza y de Foresta Algairén. También han estado presentes los representantes del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnico en Vitivinicultura del Instituto de Educación Secundaria Joaquín Costa de Cariñena, de suma importancia para la comarca.

Durante su intervención, José Luis Ansón ha agradecido el nombramiento al Gobierno de Aragón y ha resaltado que ser Territorio de Interés Turístico de Aragón 2019 les ha supuesto «grandes beneficios» en cuanto a visitas y promoción de la zona. «A lo largo de este año, hemos podido aumentar el número de actividades gastronómicas y enoturísticas, lo que ha supuesto que crezcan los visitantes. Esto siempre es positivo, ya que ahora mucha más gente nos conoce no solo por nuestro vino, sino por los productos y la cocina que tienen su esencia en estas tierras, la cultura y, lo más importante, las personas que hacemos de Cariñena un territorio único. Sin duda alguna, ha sido un año muy especial, que ha marcado nuestro futuro», ha destacado el presidente de la comarca Campo de Cariñena.

Por su parte, la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué, ha indicado: «el turismo está representando uno de los sectores aragoneses para luchar contra la España vaciada. Es una industria en permanente proceso. Un total de ocho mil empresas viven de esta actividad y es, sin duda, la vía más rápida para luchar contra la despoblación. El Territorio de Interés Gastronómico de Aragón se creó para promocionar los distintos territorios, su gastronomía y, sobre todo, para poner en valor los productos locales».

Las acciones impulsadas este año, como Territorio de Interés Gastronómico de Aragón, han ido de la mano de uno de los pilares turísticos y gastronómicos más importantes de la comarca: La Ruta del Vino del Campo de Cariñena, la Ruta del Vino de las Piedras y de su famoso Bus del Vino, que este año ha recorrido cuatro itinerarios distintos. En total, han sido cerca de una veintena las actividades que se han organizado en la comarca, bajo esta distinción de TIG Aragón 2019.

Todas ellas, han ido destinadas a potenciar la zona, sus productos y gastronomía, como las jornadas de la trufa realizadas en febrero. Esta acción incluía charlas relacionadas con la tuber melanosporum, demostración de perros truferos y showcooking en el restaurante Care y en la Fonda Rubio.

De hecho, hace unos días se anunciaba que las actividades enoturísticas Rodando entre garnachas y Días de vino y trufa, pertenecientes a la ruta, son finalistas a la Mejor Experiencia Turística de Aragón. Los ganadores se darán a conocer el próximo 16 de diciembre, en una gala que se celebrará en el Teatro Principal de Zaragoza.

Los talleres de cata de vino, impartidos por Silvia Tomé, enóloga de la bodega Qiunta Mazuela, a diferentes asociaciones de la comarca. Presentaciones de producto en todas las ferias de turismo, acompañando a Turismo de Aragón – FITUR, B Travel, NAVARTUR o ARATUR-. A estas muestras se ha asistido también junto a Enoturismo de Aragón, y se han realizado presentaciones y degustaciones con la Ruta del Vino del Campo de Cariñena, la Ruta del Vino de las Piedras.

Por otra parte, en la Bodega Grandes Vinos se proyectó la premier del capítulo «Cariñena, Cariñena y Cariñena», de la serie de televisión Wineman. Durante este evento, Enrique Rubio, de la Fonda Rubio de Muel, presentó varios platos siguiendo una interpretación personal de la cocina de Juan Altamiras. Asimismo, Clara Cros, del restaurante La Rebotica de Cariñena, también ha organizado rutas por las bodegas de la denominación, aunando así vino y gastronomía. Además, Tierra de Cubas dio la bienvenida al verano con su actividad Noche particular y Bodegas Ignacio Marín y Gabarda repitieron experiencia con su acción Perseidas entre viñedos y Yoga entre viñedos. Por su parte, Hacienda Molleda organizó su propuesta Catas al atardecer y una marcha senderista para celebrar el Día Europeo del Enoturismo.

Además de todas las actividades gastronómicas que se han potenciado este año, la celebración de la Fiesta de la Vendimia de la Denominación de Origen Protegida Cariñena, y su Paseo del Vino, sigue siendo una de las acciones que más visitantes atrae a la comarca. En cuanto a la tradición, tampoco se puede olvidar el paloteo de Longares, declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

Otros de los grandes tesoros de la comarca son sus paisajes y el legado mudéjar, donde tiene su máxima expresión con la cerámica de Muel La oferta de museos la forman el Museo de Pintura Contemporánea Marín Bosqued, de Aguarón; el Museo del Vino, de la DOP Cariñena; el Centro de Interpretación del Ferrocarril del Campo de Cariñena y Plantaria; y el Centro de Interpretación de la Naturaleza y la Sierra de Algairén, en Cosuenda.

Cabe señalar que la Ruta del Vino del Campo de Cariñena, la Ruta del Vino de las Piedras, certificada por la Asociación Española de Ciudades del Vino -ACEVIN-, y perteneciente a una de las rutas Slow driving (creadas por Turismo de Aragón) está formada por 13 localidades y un total de 40 establecimientos.

 

Fotos: Gaby Orte «Chilindrón»

Leave a Reply