Kaplan, un ríncon para el verano

El día 4 de diciembre cumplirá 20 años desde su apertura. Antonio y su esposa Cristina, han convertido a este local de la calle Sancho Abarca número 4, en una referencia culinaria de bocadillos y platos sencillos pero realizados con mucho esmero.

Nuestra visita coincidió con una noche de sábado. Servidor, carnívoro por excelencia, probó una monumental hamburguesa con salsa barbacoa, champiñones y patatas. Carmen, siempre tan prudente, prefirió un braseado de verduras con queso de rulo. Para finalizar, y aconsejado por Toño, probamos el postre que se llama : Muerte por Chocolate, una excelente tarta de tres texturas de chocolate que cumple con creces las expectativas de los más golosos. La cuenta, con jarras de cervezas y chupitos no llegó a los 30 euros. Por cierto, también el establecimiento ofrece un menú diario de 13 euros con platos tradicionales muy bien elaborados.

Nota:
La calle Sancho Abarca se encuentra a 50 metros de la intersección de Camino de Las Torres con Tenor Fleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba