LA BUENA FLORACIÓN Y CUAJADO DE LA GARNACHA PRONOSTICA UNA BUENA COSECHA EN LA DOP CALATAYUD

Con el verano bien entrado, la viña ya empieza a dar señales de cómo puede ser la siguiente cosecha en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Calatayud.

Pese a que todavía quedan varios meses y la climatología puede dar muchas sorpresas hasta el inicio de la vendimia en octubre, los indicadores de floración y cuajado han sido óptimos en la variedad de garnacha tinta, principal variedad de la DOP, hasta esta primera quincena de julio.

Tras un invierno frío y una primavera lluviosa y fría, que han llevado a  un retraso generalizado respecto a un ciclo normal y posteriormente un junio con fuertes calores, el posterior proceso de floración ha sido bueno.

La época de floración se inició en torno al 15 de junio y finalizada ésta se puede decir que el cuajado ha sido óptimo, sobre todo en la variedad garnacha tinta, mayoritaria en la zona.

En relación a la estimación cosecha, aunque todavía es muy pronto para hacer un pronóstico, ya que la vendimia que se realiza a primeros de octubre, todo hace pensar que va a ser una buena cosecha en cantidad y calidad. Si las condiciones climáticas siguen siendo buenas y después de las últimas lluvias se estima que podrían recogerse entre 12 y 14 millones de kilos de uva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba