La DOP Cebolla Fuentes de Ebro seguirá investigando para ampliar su período de comercialización

La DOP Cebolla Fuentes de Ebro seguirá investigando para ampliar su período de  comercialización

Las líneas de investigación más prometedoras son las de aplicar técnicas de cultivo de acolchados Tras dos años de trabajos, ensayos y análisis, los resultados obtenidos han sido escasos, pero prometedores, siendo las líneas de investigación más interesantes a seguir en un futuro las de cultivos de acolchados y mantas térmicas.

Estudios sobre la cebolla de Fuentes

La Cebolla Fuentes de Ebro con Denominación de Origen Protegida es una hortaliza exquisita, de- mandada por los consumidores pero con un tiempo de comercialización muy limitado. Su recolección se realiza de junio hasta primeros de septiembre, mientras que su comercialización (en seco) se puede alargar
hasta diciembre. La temporalidad del producto, frente a su continua demanda en los mercados, es lo que llevó, hace dos años, a constituir un grupo de cooperación formado por el Centro de Transferencia Agroa- limentaria del Gobierno de Aragón (coordinador); el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria, CITA; las empresas Jumosol Fruits SL, SAT Finca La Corona, Cebollas Agrofuentes SL y SAT Prodebro, y el propio Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cebolla Fuentes de Ebro.

Entre todos definieron y pusieron en marcha el proyecto “Puesta en valor de la Cebolla Fuentes de Ebro DOP a través del aumento del periodo de comercialización”. Esta iniciativa quiso comprobar científicamente lo que algunos productores de la zona ya habían in- tentado por sus propios medios: adelantar y retrasar la cosecha de la Cebolla Fuentes de Ebro para ampliar su período de comercialización. Sin embargo, este trabajo no ha conseguido el objetivo deseado ya que “la variedad Cebolla de Fuentes está muy influenciada por su fotoperiodo y es difícil sacarla de su ciclo”, apunta Bruna.

También se realizaron ensayos con otras once variedades de cebolla dulce que pudieran adaptarse a las características climáticas y orográficas de la Denominación, siempre y cuando ofrecieran la misma calidad que la obtenida por la variedad tradicional. Sin embargo las investigaciones han demostrado que esto no es posible. Otras líneas de investigación estudiadas han sido la producción de cebolla en invernadero, el cultivo en bandejas y la producción de microbulbos que luego se puedan trasplantar. “Aunque, comercialmente, lo que más interesa a los productores de Cebolla Fuentes de Ebro es adelantar la cosecha para llegar antes a los mercados, hasta el momento no se ha conseguido hacerlo sin alterar la calidad de la hortaliza”, afirma el vicepresidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida, Jesús Berdusán. En este sentido, desde la Denominación de Origen se plantean seguir investigando para avanzar hacia este objetivo, siempre y cuando se preserven su singularidad y sus excepcionales cualidades.

 

Leave a Reply