Importadores y prescriptores de Holanda y Bélgica con responsables de DOP Cariñena

“LAS VARIEDADES AUTÓCTONAS COMO LA CARIÑENA Y LA GARNACHA HACEN QUE LOS VINOS DE LAS PIEDRAS SEAN MUY INTERESANTES PARA EL MERCADO DE HOLANDA Y BÉLGICA”

Los vinos elaborados con las variedades autóctonas de uva garnacha y cariñena son los que más han sorprendido al grupo de 14 importadores, distribuidores, prescriptores y periodistas de Holanda y Bélgica (siete de cada país), que durante tres días han estado conociendo la Denominación de Origen Protegida Cariñena.

El periodista belga Marc Vanhellemont, que publica en la revista “In Vino Verita” de Bélgica y en “Terre de Vins” de Francia, ha destacado que las variedades de garnacha y cariñena le han sorprendido especialmente. “Para mí Cariñena ha sido una revelación, porque no tenía una visión clara de la D.O.P. Sus vinos me resultan, tras la visita, más interesantes porque he visto que están hechos con cepas autóctonas”, ha destacado.

La singularidad de los Vinos de las Piedras también han llamado la atención de los importadores, como es el caso de la holandesa Teuni Van Genderen: “Hemos probado grandes vinos, en bodegas pequeñas y grandes, y yo vengo buscando los más especiales, los que realmente suponen una diferenciación y las uvas propias de Cariñena son especiales”. Van Genderen cree que los vinos de la D.O.P. pueden tener éxito en su país y se ha mostrado encantada con la visita. “Nuestra impresión es maravillosa, han sido muy acogedores con nosotros y hemos podido vivir la atmósfera de la Fiesta de la Vendimia donde puedes sentir a la gente”, ha declarado la importadora.

A la importación se dedica también la belga Michelle Van Den Bossche. “Esta visita me ha servido para conocer mejor la región vinícola de Cariñena y aprender. Hay una muy buena evolución en los vinos y hemos hecho las catas necesarias para poder comparar”, ha explicado Van Den Bossche. “El sabor de los Vinos de las Piedras es muy agradable, los enólogos hacen un buen trabajo”, ha destacado.

A lo largo de tres días, los visitantes han conocido el origen de «El Vino de las Piedras”: Terroir, clima, viñas y variedades, y, cómo no, el proceso de producción de los vinos. Cinco bodegas han abierto sus puertas para ellos, y han visto de primera mano los procesos y medios técnicos de cinco de ellas: Grandes Vinos, Bodegas San Valero, Bodegas Paniza, Dominio de Longaz y Bodegas Solar de Urbezo.

Aparte de estas visitas, han conocido también las virtudes  y  peculiaridades de la gastronomía aragonesa. Cada menú ha estado acompañado con vinos de Cariñena, maridados con cada plato para que comida y vino se potencien mutuamente en sabor y aroma.

Holanda es el octavo mercado de exportación de la D.O.P., con más de 1,2 millones de botellas vendidas en 2016. En Bélgica los vinos de Cariñena están menos presentes, pero los organizadores del Plan de Promoción esperan aumentar sus ventas a raíz de las acciones comerciales realizadas. Del total de la producción de la Denominación en 2016, más de dos tercios se vendieron fuera de España.

En octubre, además, se realizará una misión directa a Bélgica y Holanda con 5 empresas participantes. Mantendrán entrevistas individuales con los importadores para poder consolidar los contactos y establecer próximos pasos para la exportación de sus vinos a estos mercados.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba