PESQUERA CON ALEJANDRO FERNANDEZ MÁS DE CUATRO DÉCADAS DE AMOR AL VINO

El pasado Jueves 20 de Abril, a las 21h, en el Rte. Los Cabezudos, tuvo lugar la tercera cita correspondiente al Ciclo de Catas y Maridajes 2017 de Los Cabezudos. La Bodega invitada fue Pesquera un nombre míico en Ribera del Duero.

Pesquera en Los Cabezudos

Junto a Alejandro Fernandez, impulsor de Ribera del Duero, trabajan sus cuatro hijas, Eva, enóloga de las cuatro bodegas, Lucía, Mari Cruz y Olga, ésta última nos acompañó en la cata maridaje junto a su sobrina Elvira y otros representantes de Grupo Pesquera. Las cuatro bodegas que componen el legado vinícola de Alejandro Fernández comparten una historia de amor a la vinicultura que el tiempo ha ayudado a perfeccionar.

Comenzó la velada con el primer vino blanco del grupo Pesquera, Alejairén 2014 maridado con Langostinos Vivos a la Plancha, continuó el viaje por la bodega Condado de Haza, el Château de Alejandro Fernández, una finca que cuenta con un manto continuo de cerca de 200 hectáreas de excelentes cepas de tempranillo, a orillas del río Duero. Se cató un Condado de Haza 2013 acompañado de Paleta Ibérica Gran Reserva 2013 de “Joselito”.El Vínculo, homenaje a la bodega paterna, fue la siguiente, grandes vinos, de producción limitada, en La Mancha, región vitícola española por excelencia. Se acompañó el Vínculo 2012 con setas de temporada con yema de huevo y trufa negra de Sarrión. El cuarto plato de la cena fueron Codornices a la Cazadora maridadas con Dehesa la granja 2009, bodega donde el tiempo sabe a memoria y se hace aroma.

El vínculo de Alejandro Fernandez con su tierra natal se plasma en el símbolo del grupo: la imagen del Arco y de la Torre de Pesquera de Duero, característico de sus míticos vinos ‘Tinto Pesquera’, una de las bodegas más prestigiosas de España, donde se elaboran vinos en los que la madera guarda un enorme respeto hacia la fruta; vinos que, con el paso de los años, ganan en complejidad y en matices. Se cataron un Pesquera crianza 2013 y un Pesquera reserva 2013 acompañados de Solomillo de vaca “goya” de Tolosa café París y queso Dehesa la granja respectivamente.

La sorpresa final fue un Pesquera Millenium reserva 1996 Magnum, un vino potente y con cuerpo que cerró una agradable velada junto a la familia de Grupo Pesquera. En resumidas cuentas, un encuentro para recordar.

Pesquera en Los Cabezudos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba