No data was found

Plantas peligrosas: ¿cuáles evitar en casas y jardines? 

“La mejor prevención es no tener plantas peligrosas en la vivienda.
A cualquier persona amante de las plantas le encanta tenerlas cerca, ya sea en su propia casa, en su terraza, o en los jardines de la urbanización en la que vive. Sus beneficios son innegables, ya que purifican el aire, reducen la sequedad en el ambiente, hacen el entorno más bonito y acogedor y contribuyen al bienestar emocional con su belleza. A pesar de ello, hay algunas especies que son peligrosas para la salud, ya sea porque son venenosas o tóxicas, o porque producen alergias. Según los datos que maneja Kronos Homes, una de las promotoras inmobiliarias líderes en España y Portugal, en nuestro país hay catalogadas más de 60 plantas que pueden afectar a la salud humana y animal. Por ello, identificar cuáles son es fundamental para estar al tanto de sus riesgos y así poder evitarlos. Algunas de las plantas más comunes en hogares y jardines no son aptas para casas con mascotas, niños o personas alérgicas. Las personas que quieran evitar riesgos deberían prescindir de ellas y sustituirlas por otras que no causen problemas para la salud. Por ello, los expertos de Kronos Homes nos muestran cuáles son las plantas de interior y exterior que es mejor no tener cerca
Woman wipes the dust with a rag from the leaves of home potted plants, grown with love on shelves in the interior of the house. Home plant growing, green house, purity and health of plants.

1. Plantas tóxicas de interior

Existen preciosas plantas de interior que, a pesar de su belleza y su indiscutible potencial estético para la decoración del hogar, son venenosas. Una condición que constituye un peligro para niños pequeños y mascotas, que podrían llevárselas a la boca en un descuido. Estas son algunas de las plantas más peligrosas de interior: Monstera Deliciosa También conocida como “costilla de Adán”, esta planta llama la atención por sus llamativas hojas que, sin embargo, puede provocar síntomas graves si es ingerida, como hinchazón de lengua y faringe, dificultad respiratoria y convulsiones. Espatifilo A esta planta se la conoce como “cuna de Moisés” o “lirio de la paz”, y en muchas casas es utilizada como purificador del aire y para refrescar el ambiente. Sin embargo, su ingesta puede traducirse en vómitos, náuseas, diarrea, y dificultad para hablar o tragar. En los perros afecta a las mucosas y produce trastornos digestivos.
A closeup shot of a green aloe vera plant on a white background
Aloe Vera Muchas personas tienen en sus casas aloe vera por sus propiedades medicinales, pero en perros y gatos puede causar una intoxicación grave tras su ingesta. Sansevieria Quien tenga esta planta en casa y observe que su mascota tiene un salivación excesiva o diarrea, debería llevarle al veterinario si existen sospechas de haber podido ingerirla. En cambio, a las personas les produce síntomas menos graves, como náuseas. Filodendro Esta planta está contraindicada en interiores, especialmente si tenemos niños pequeños, porque puede provocar dermatitis con su solo contacto, además de una inflamación generalizada del aparato digestivo.
Beautiful kalanchoe plant, closeup
Kalanchoe El kalanchoe es muy común en la decoración de interiores por sus llamativas flores de múltiples colores que, sin embargo, albergan sustancias tóxicas que pueden provocar taquicardias o incluso la muerte si son ingeridas. Cala La cala es una planta elegante y delicada que, sin embargo, posee una savia tóxica, por lo que es necesario mantenerla lejos de mascotas y niños. Puede producir desde dolor de garganta a irritación en la piel y las mucosas. Poto Todas las partes de esta planta son tóxicas, pero especialmente las hojas. Al chuparlas o masticarlas la persona puede sufrir irritación en las mucosas, diarrea y vómitos. Flor de Pascua La Flor de Pascua es muy típica en los hogares en la época navideña, pero, al igual que ocurre con el acebo y el muérdago, es una planta tóxica para los humanos y venenosa para perros y gatos.
beautiful poinsettia in flowerpot and Christmas balls on wooden table on red background
Ficus El ficus está muy presente en los hogares por su vistosidad. Con un simple contacto puede provocar una dermatitis, y si el contacto ha sido estrecho tendrá como consecuencia tos y picor de ojos. La irritación es pasajera por lo que, si persiste, habrá que consultar con un médico.

2. Plantas venenosas de exterior

Los expertos de Kronos Homes apuntan que las plantas venenosas de exterior hay que evitar tenerlas tanto en la terraza, como en el jardín. Algunas de ellas son también muy utilizadas como paisajismo urbano, por lo que a veces se colocan en jardines comunitarios de urbanizaciones. En este caso, se podría hablar con la comunidad de vecinos para valorar la posibilidad que fueran retiradas y trasplantadas en un lugar más seguro, y cambiarlas por otras plantas que no fueran un potencial riesgo para la salud. Estas son algunas de las plantas de exterior que son tóxicas o venenosas: Estrella de Belén En muchos jardines se encuentra esta preciosa planta, que tiene como nombre técnico Ornithogalum Umbellatum. Al ser ingerida afecta, sobre todo, al sistema nervioso. Asimismo, es foco de plagas, ya que atrae a las moscas blancas y las babosas. Dedalera o digitalis La dedalera debe su nombre a que sus flores tienen forma de dedal. Esta planta, de hojas anchas, parece inofensiva, pero puede provocar ataques al corazón si se ingiere.  Adelfa Las adelfas, también conocidas como “laurel de flor”, adornan muchos jardines comunitarios y, sin embargo, es una de las plantas más venenosas que existen. Un mínimo consumo de las hojas o flores de esta planta, que presentan un delicioso olor, puede causar convulsiones, vómitos, diarrea y taquicardias. Y si se ingiere una cantidad abundante podría causar incluso la muerte. Estramonio El estramonio, o “Trompeta de ángel”, es un arbusto que en ocasiones se encuentra en los jardines, ya que sus flores son muy llamativas. Sin embargo, contienen semillas que son tóxicas. Peyote La planta Lophophora Williamsii, más conocida como peyote, es un cáctus que puede encontrarse en los jardines, por su sencillo mantenimiento y porque no es necesario regarlo a menudo. Sin embargo, sus semillas, que se encuentran en la parte superior de la planta, producen alucinaciones.
Many blue hydrangea flowers growing in the garden, floral background
Hortensia La hortensia también es una planta típica de numerosos jardines por su vistosidad, pero la ingesta de hojas y flores produce efectos parecidos al consumo de cianuro. En dosis pequeñas hará que el individuo padezca desagradables efectos secundarios, pero en dosis altas puede causar paros cardiacos e incluso la muerte. Hiedra venenosa La hiedra venenosa a veces es utilizada en fachadas y jardines por su carácter ornamental. Ingerir sus frutos altera el sistema nervioso, y su contacto puede provocar dermatitis, inflamación y ampollas.

3. Plantas perjudiciales para alérgicos

El crisantemo es muy utilizado en decoración de interiores, pero no es muy recomendable para los alérgicos, ya que su polen es muy perjudicial para las personas alérgicas. Además, las personas con dermatitis atópica pueden ver intensificados sus síntomas si los tocan. Además, existen otras plantas que forman parte de la flora urbana y que provocan alergias, por lo que se deberían evitar en los jardines comunitarios: – Aliso común. – Abedul. – Gramíneas. – Jazmín. – Enebro. – Olivo. – Aligustre. – Castaño. – Álamo. – Platanero. En interiores, las plantas que dan más alergias son las siguientes: – Dalias – Margaritas – Girasoles – Jazmín – Lilo

4. Consejos sobre plantas peligrosas

A la hora de tener plantas en el hogar o en el jardín, conviene seguir las siguientes recomendaciones que dan los expertos de Kronos Homes: En lugares de difícil acceso En principio, cualquier planta debería estar lejos del alcance de las mascotas y los niños, para evitar que puedan ingerirlas. Bastaría con colocarlas en un lugar de difícil acceso para evitar sustos innecesarios, porque un descuido puede ser fatal. Cuidado con los más pequeños La intoxicación en los niños de 1 a 3 años es más frecuente de lo que parece, ya que a estas edades comienzan a ser autónomos y tienen la tendencia de llevarse todo a la boca para saciar su curiosidad. Atención a la tierra Si el niño o la mascota ha comido algo de tierra, lo mejor sería limpiarle la boca con agua y llamar al Servicio de información Toxicológica, indicando la planta y la cantidad que se cree que ha ingerido. Si el niño ha tocado una planta tóxica, lo mejor es lavar la zona con agua fresca o aplicar hielo, y acudir al médico. Acudir al veterinario con una muestra Los perros suelen morder plantas cuando tienen molestias digestivas, y los gatos por juego, aburrimiento o simple curiosidad. Si el animal ha comido la planta, hay que llevarlo a un veterinario, preferiblemente con una muestra de la planta ingerida. Provocar el vómito o hacer que el animal beba leche puede empeorar su estado.

SUSCRÍBETE

ÚLTIMOS POST

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Scroll al inicio