The Glenrothes presenta a ritmo de vinilo sus novedades en Zaragoza

Glendrothes
La destilería escocesa The Glenrothes ha presentado su Vintage Reserve, Vintage 2001 y Sherry Cask Reserve, tres nuevas expresiones con un ingrediente común: la filosofía de la marca “Cuestión de madurez, no de edad”

 Con su proyecto Vintage Vinyls Tasting Dinners, The Glenrothes propone maridar la mejor gastronomía zaragozana, con los mejores destilados y recupera la tradición de la escucha compartida de música en vinilo.

 Había pasado tiempo desde la última vez que Berry Bros. & Rudd Spirits, la prestigiosa casa británica de destilados con tres siglos de historia, presentaba en España una nueva expresión de su whisky Premium single malt, The Glenrothes. En esta ocasión ha querido hacerlo por todo lo alto en la ciudad de Zaragoza, a través de experiencias sensoriales que recuperan el valor de la escucha de la música en vinilo maridada con la más alta gastronomía de la ciudad. 

 Un contexto perfecto para explicar las peculiaridades de las tres novedades que han llegado a nuestro país: The Glenrothes Vintage Reserve, The Glenrothes Vintage 2001 y The Glenrothes Sherry Cask Reserve.

 

[flickr_set id=» 72157664959175836″]

 La filosofía de The Glenrothes: “Cuestión de madurez, no de edad”, y la cuidada selección de sus destilados permanecen muy presentes en ellas, que como todas las añadas tendrán una duración limitada en el tiempo, ya que cada barrica es única e irrepetible. Para su disfrute, The Glenrothes presenta en la ciudad sus Vintage Vinyls Tasting Dinner, unas sesiones que ya son tendencia de ocio y consumo en países como Reino Unido y que proponen la escucha compartida de grandes temas de la música en vinilos. Una selección, en este caso presentada por un experto musical en River Hall Gastro, que marida con las notas de cata y la esencia de cada una de las tres expresiones presentadas.  Porque, ¿hace cuánto que no te sientas a disfrutar de un buen vinilo?

 

 The Glenrothes Vintage Reserve y Greatest Hits – Phil Spector

The Glenrothes Vintage Reserve personifica a la perfección la filosofía de The Glenrothes Vintage Single Malt, y está compuesto por diez expresiones diferentes de Vintage de las últimas tres décadas. Es la suma de 10 whiskies, la perfección hecha destilado. Por ello, la propuesta musical para disfrutarlo es el Greatest Hits de Phil Spector, el creador de “wall of sound”, una forma de mezclar instrumentaciones y voces que lograba crear efectos únicos y resultados que fueron la marca musical de muchos grupos.

Una huella y una complejidad musical sólo comparable a la elaboración de The Glenrothes Vintage Reserve.

La combinación de estos diferentes Vintage crea un whisky equilibrado con madura experiencia y vibrante juventud: el componente más venerable (de 25 años), aporta las notas de roble suave y de frutas secas; y los Vintages más jóvenes aportan exuberancia y notas cítricas de limón.

 

 Vintage 2001, Scary Monsters – David Bowie

Una de las joyas de la corona es la edición especial The Glenrothes Vintage 2001, una selección de barricas que da como expresión una perfecta combinación entre la madurez del roble avainillado, la plenitud de las cerezas negras maduras y el persistente acabado de especias suaves que es típico de The Glenrothes. Para extraerle todas sus notas, la propuesta musical es la canción Scary Monsters de David Bowie. Más que un artista, un referente cultural que iba años por delante de la estética, el pensamiento o el atrevimiento de su época. Un representante de un futuro que para muchas generaciones nos esperaba en el año 2001.

 Sherry Cask Reserve – La Leyenda del Tiempo – Camarón De la isla

Sherry Cask Reserve es la primera expresión de The Glenrothes madurado en barrica de roble europeo que anteriormente contuvo en su interior jerez. Por eso contiene una serie de matices inconfundibles, con mayor intensidad e identidad de sabor.

Hasta ahora, nunca se había realizado un primer llenado en barricas de jerez, y en esta ocasión la resina y la fruta seca ayudan, a su vez, a potenciar el carácter y las notas del jerez. Una potencia y profundidad sólo comparable al trabajo musical de Camarón de la Isla. Un músico capaz de crear y trasformar la música que pasaba por sus manos en referentes no sólo para el flamenco, también para el jazz, el rock o el pop. Un artista de una madera especial como demostró con su “La Leyenda del Tiempo”.

Tres expresiones únicas que maridan con tres vinilos indiscutibles de la historia de la música del siglo XX, momento en el que los tres nuevos The Glenrothes comenzaron su vida en barricas en la famosa destilería de Speyside.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba