22 saborea magallon cata

Saborea Magallón 2020 da a conocer sus “vinos y aceites de oro” por todos los rincones, a través de su primera edición online


La edición 2020 de ‘Saborea Magallón’, organizada por el Ayuntamiento de Magallón, con la colaboración de las almazaras y bodegas de la localidad y de instituciones como la Diputación Provincial de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, ha tenido lugar el 14 de noviembre, con un formato semipresencial en la sala Ujoma de Magallón.

Más de 25.000 personas han seguido en streaming, a través de la nueva página web de ‘Saborea Magallón’, el acto de exaltación de los vinos y aceites de la localidad de la Comarca Campo de Borja

Edición 2020 Saborea Magallón. Cata de aceites y garnachas de oro

La edición 2020 de ‘Saborea Magallón’, organizada por el Ayuntamiento de Magallón, con la colaboración de las almazaras y bodegas de la localidad y de instituciones como la Diputación Provincial de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, ha tenido lugar hoy, 14 de noviembre, con un formato semipresencial, acorde con las medidas sanitarias que impone la situación actual. Las presentaciones y catas de los mejores vinos y aceites locales así como la presentación en primicia de los primeros aceites de esta añada han tenido lugar en la Sala Ujoma de Magallón, ante un número reducido de representantes de las bodegas, almazaras e instituciones, y han sido retransmitidas en streaming a través de la nueva página web www.saboreamagallon.com y del perfil en Facebook de la muestra, registrando un elevado número de seguidores.

Florentino Fondevila, que ha ejercido como conductor del acto, ha presentado al alcalde de Magallón, Víctor Chueca, que ha dado la bienvenida a los asistentes, tanto presenciales como online, a una nueva edición de este acto de exaltación de los mejores productos de Magallón. A continuación, Chueca ha saludado, vía video conferencia, a la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Zaragoza y alcaldesa de Ejea de los Caballeros, Teresa Ladrero, que ha destacado «esa habilidad del Ayuntamiento de Magallón y de su alcalde Víctor Chueca para adaptarse a las circunstancias y no renunciar a iniciativas tan interesantes como esta». ‘Saborea Magallón’, ha continuado la vicepresidenta de la DPZ, «es un ejemplo de colaboración público-privada que permite visibilizar los atributos locales de Magallón y de las denominaciones de origen protegidas Campo de Borja y Aceite Sierra del Moncayo».

Antes de dar paso al consejero de agricultura, ganadería y medioambiente, Joaquín Olona, que también ha intervenido de manera telemática, se ha presentado el nuevo video promocional, editado por el Ayuntamiento y producido por Agencia Almozara, empresa también responsable de la producción del evento y de su retransmisión. El consejero Joaquín Olona, por su parte, se ha sumado a las palabras de felicitación de la vicepresidenta provincial: «Enhorabuena por darnos ejemplo de cómo continuar y de cómo adaptarnos a las tecnologías» y ha querido aprovechar para «poner el acento en el compromiso del Gobierno de Aragón con la promoción agroalimentaria», destacando la nueva estrategia en la que está inmerso, bajo el logo-lema “Aragón, alimentos nobles”. Además, el consejero ha dicho de ‘Saborea Magallón’ que es «un magnífico ejemplo de adaptación, de apuesta por la calidad diferenciada, pero también de acción colectiva».

Tras las intervenciones institucionales, ha comenzado la cata propiamente dicha, en la que los responsables de la almazara y de las bodegas han catado y presentado sus productos más laureados en importantes concursos internacionales, de forma presencial, mientras distintos prescriptores del mundo de la gastronomía los comentaban desde sus casas. Todas las intervenciones han podido ser seguidas en streaming por miles de personas, tanto a través de la nueva página web www.saboreamagallon.com como a través del perfil de la muestra en Facebook.

Aceites de oliva virgen extra de la Almazara La Olivera de Magallón

Para presentar los dos primeros aceites participantes en la cata, Florentino Fondevila ha dado la bienvenida a Juan Carlos Palacios, gerente y director técnico de la Almazara La Olivera de Magallón, perteneciente a la Cooperativa Santo Cristo de Magallón. La cata de los aceites ha comenzado con la que lleva el nombre de la almazara: La Olivera Selección, «un virgen extra ―como todos los que elaboramos en la almazara― que presenta aromas frutales maduros y que, en boca, aunque es de la cosecha pasada, aún tiene cierto amargor, un atributo de calidad ya que prueba su carga de polifenoles. En cocina, se puede usar tanto en fresco como para freír, ya que su suavidad impide que enmascare otros sabores». Para comentar el primer aceite, la organización ha conectado con Tomás del Bien, alcalde de la localidad zamorana de Toro, con la que Magallón mantiene estrechos lazos de hermandad: «La Olivera Selección es muy aromático, muy frutal, tanto en nariz como en boca, me ha sorprendido gratamente y me parece perfecto para maridar con un buen queso de Toro», ha dicho el alcalde de dicha localidad.

Pincha aquí para ver todas las fotos del evento

A continuación, Palacios ha presentado «la máxima expresión de nuestro trabajo», el aceite Pago La Corona Olivos Centenarios. El gerente de la cooperativa ha destacado el extraordinario trabajo de selección que hacen en sus olivos ubicados en el Pago La Corona, «donde tenemos olivos centenarios e incluso alguno milenario». Además, ha explicado Palacios, «elaboramos este aceite a partir de olivas de recolección temprana, estas las recogimos en octubre». El resultado es un aceite con una potente intensidad aromática con recuerdos a fruta como la manzana y el plátano. «En boca, muestra sabores a frutos secos como almendra y un picor que quiere decir que tendrá larga vida y que nos va a permitir ganar algún otro oro», ha añadido. Carlos Escalada, director gastronómico del grupo La Lobera de Martín ha aportado su opinión: «Es un aceite fresco, con sabores a plátano, frutos secos, avellanas, almendras… un aceite que podría recomendar para cualquier uso, incluso para la elaboración de postres».

El conductor del acto ha dado paso a el tercer y último aceite, presentado por Miguel Ángel Lacámara, presidente de la DOP Aceite Sierra del Moncayo, Pago La Corona Mélange. Lacámara ha dado unas pautas de cómo se debe catar un aceite para, a continuación, describir el que estaba catando como un aceite «de este año, con muchos matices verdes y muy aromático en nariz». Tras degustarlo, ha destacado la intensidad del amargor, el picante al final, y su carácter limpio y muy frutado. José Miguel Martínez Urtasun, director de Gastro Aragón y colaborador de El Periódico de Aragón ha sido el encargado de comentar este coupage de empeltre, arbequina y royal. «Me ha tocado uno de los aceites que más me gusta, uno temprano, ya que, hasta hace un tiempo, era difícil probar un aceite del año en estas fechas. Tiene dos características que me gustan, el amargor y el picor, atributos culturales que hay que aprender y que aportan mucho a nuestra gastronomía», ha opinado.

Cava y vinos de las distintas bodegas de Magallón

La primera en subir al escenario, como representante de las bodegas magalloneras, ha sido Susana Ruberte, propietaria y enóloga de Bodegas Ruberte, que ha presentado su cava Monasterio de Veruela. «No podemos hacerlo en Magallón porque no estaríamos en DOP Cava, por eso la bodega está en Ainzón, aunque la iniciativa surge de Magallón y todo el trabajo se desarrolla aquí». Este cava es un reserva elaborado con las variedades macabeo, parellada y xarel-lo cuyos aromas, dice su enóloga, «recuerdan a fruta, a bollería, pastelería… porque la levadura lleva mucho tiempo en la botella. Es un brut nature fresco y fácil de beber». Juan Barbacil, escritor gastronómico y director de Barbacil Comunicación ha resaltado «el sueño de Susana que cumplió cuando hace 16 años compró la bodega para la elaboración de cava en Ainzón». Ha coincidido Barbacil con Ruberte en que es «un cava muy comercial, para todos los gustos, suave y que puede maridarse fácilmente».

Eloy Haya, director técnico y enólogo de Bodegas Picos, ha sido el siguiente en intervenir para presentar su vino Gregoriano Roble 2018. «Esto es un proyecto familiar 100 % en el que apostamos fuerte por la garnacha, no solo tinta». Haya ha hecho referencia al origen aragonés de una uva que «está en otros países gracias a la Corona de Aragón». Del Gregoriano Roble 2018 ha dicho, además de que les hizo merecedores de un oro en el concurso Garnachas del Mundo, que es un vino «de color intenso, típico de nuestra garnacha; de intensidad aromática media alta, con fruta madura y en el que la madera acompaña con aromas a especiados, roble, coco, vainilla, etc. y que evoluciona en la mesa y nos va dando diferentes perfiles. En boca, es franco, redondo y fresco». El director del hotel Innside Meliá Zaragoza, Luis Sánchez, le ha tomado la palabra, vía telemática, para declararse «fan absoluto de los vinos de la DOP Campo de Borja». El salmantino ha definido al Gregoriano como un «vino sorprendente, con aromas a fruta roja y a la vainilla de la barrica y con un final fantástico en boca».

Javier Baselga, director técnico de la Cooperativa Santo Cristo de Magallón y uno de los tres enólogos de Bodegas Aragonesas ha presentado Fagus 2017, un vino que, ha dicho, se presenta solo. «Fagus es finura, armonía, garnacha, esfuerzo y selección en viñedo. Fagus muestra la buena mezcla entre la fruta roja y negra de nuestras garnachas, cereza y pasas, con el fondo de los aromas terciarios que le aporta la barrica de roble francés». Fagus se elabora, ha explicado el enólogo, con 3 añadas, siendo la que aparece en la etiqueta la predominante, con un 85%. Baselga lo ha descrito como «un vino con aromas a fruta roja y un buen ensamblaje con la barrica; largo, suave, armónico, fino y elegante en boca». Iván Acedo, propietario del complejo Aura se ha sentido muy afortunado: «he tenido suerte, me ha tocado un vinazo, Fagus 2017, conocido por todos y en mis establecimientos, un imprescindible». Acedo ha calificado el Fagus como «una referencia, el primer vino de corte gastronómico que se hizo en Aragón y uno de los más galardonados, un vino del que tenemos que estar muy orgullosos en Aragón, totalmente recomendable».

Acto seguido, ha entrado en escena Pablo Aibar, copropietario de la bodega Pagos del Moncayo, «un proyecto familiar que iniciamos a partir del viñedo que tenía mi abuelo, por lo que siempre hemos querido hacer vinos que reflejaran el origen». Aibar también ha destacado su compromiso con el entorno: «Todas nuestras botellas llevan un sello europeo que certifican que somos una bodega sostenible». Prados Colección Garnacha es un vino 100% garnacha, que ha pasado 8 meses en barrica de roble y que, según Aibar, en nariz muestra «tostados, toques especiados y toda la expresividad de la garnacha, con su fruta roja madura tan característica de esta variedad. Equilibrado, redondo, fácil de beber, goloso… es un vino que transmite la pasión por la garnacha en Magallón y en el Campo de Borja». Alberto López, director de marketing de la Feria de Zaragoza, ha celebrado el compromiso de la bodega con el medioambiente ya que «eso no solo hace que obtengan vinos de gran calidad, sino que además los está posicionando en el mercado con esa diferenciación».

Susana Ruberte ha vuelto a tomar la palabra para catar, en este caso, su vino Ruberte Trésor 2016. «Le pusimos de nombre Trésor porque es un tesoro. Un vino criado en barrica durante 8 meses y más de 20 en botella, redondo, suave y muy fácil de beber». Alejandro Toquero, periodista del suplemento gastronómico de Heraldo de Aragón “Con Mucho Gusto”, ha comenzado dando la enhorabuena a Susana Ruberte por, «desde el respeto a la tradición, haber hecho un vino muy actual que, tengo la sensación, de que va dirigido a un público joven que se ha introducido en el mundo del vino y quiere dar un paso más».

El conductor del acto, Florentino Fondevila, ha despedido el acto dando la palabra al alcalde de Magallón que ha agradecido la asistencia tanto presencial como online a todos los que han participado en la cata: «Todos los habitantes del planeta han podido ver la calidad de nuestros vinos y aceites. Con este acto, no solo reafirmamos nuestro compromiso con la promoción agroalimentaria, sino que, además, demostramos que Magallón es sinónimo de innovación, con más de 25.000 seguidores de este evento a través de nuestra web. Os convoco para el año 2021 que vendrá trufado de actos de promoción, pues tenemos un potencial extraordinario», ha concluido Víctor Chueca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba