Laverónica, un bruch de lujo en en Barrio de las Letras

Laverónica, un bruch de lujo en en Barrio de las Letras

Desde que Mariana Gyalui tomó las riendas de este restaurante (abierto en 1989 por su tía como una casa de comidas tradicional y renovado en noviembre del año pasado) Laverónica se ha convertido en un auténtico epicentro de ocio, cultura y gastronomía del Barrio de las Letras.

Laverónica, un bruch de lujo en en Barrio de las Letras  La pasión de su propietaria por el mundo de arte y la música, su dinamismo y carácter viajado y una gran cartera de amigos de diferentes ámbitos que colaboran con ella puntualmente (artistas emergentes, músicos, diseñadores gráficos y cocineros de prestigio) conforman el sinfín de iniciativas que se sucede cada mes en este espacio cambiante y sorprendente en el que siempre permanece la excelencia culinaria.

Una de las novedades de este otoño en Laverónica es el estreno de un brunch dominical que viene a completar la oferta de este céntrico barrio. Un barrio que los domingos se llena de madrileños y turistas atraídos por su rica vida cultural y su proximidad a los Museos del Prado y Thyssen, el Jardín Botánico, CaixaForum o la Casa Museo de Lope de Vega.

El brunch de Laverónica está inspirado tanto en la presentación de los platos en carta como en el servicio en Tristán e Isolda de Richard Wagner, una ópera larga de cuatro actos que fue la primera que vio Mariana siendo niña y que la convirtió en una apasionada del género. Así, la obertura incluye café, té o infusión, dos zumos naturales recién hechos entre los que siempre habrá uno de frutas y uno detox de frutas y verduras, una cesta de panes y bollería variada, mantequilla ecológica, mermelada casera, AOVE y tomate rallado y un plato típico de brunch a elegir entre los clásicos huevos bénedict con muffin inglés casero o tortilla francesa.

El primer acto incluye salmón marinado y ensalada César. El segundo dos platos calientes: carrillera de cerdo al vino tinto y arroz cremoso con confit de pato. El tercer acto permite elegir entre dos propuestas protéicas para recuperar la energía derrochada durante la noche anterior: hamburguesa de pan casero o la carne especiada de Laverónica, uno de los platos más demandados del restaurante a base de entraña de vaca asturiana marinada con especias y ají.Para terminar, el cuarto acto (la traca final) es un variado de postres caseros entre los que destacan el Brownie, mini Tarta Maruja (de chocolate negro o blanco con frambuesas) y Lemon Pie.

El precio del brunch es de 30 € por persona, incluyendo una copa de vino blanco, de tinto o de cava, un refresco o una cerveza, y se sirve desde las 13:30 hasta las 15:30 horas a mesa completa. De 12:00 a 13:30 h. existe la posibilidad de pedir medio brunch que incluiría, por 18 € por persona,los platos dulces y salados de la obertura y la hamburguesa Laverónica. Todo ello puede completarse con una amplia carta de cócteles, entre los que se incluyen los clásicos Bloody Mary y Mimosa, y se sirve arropado por el alegre ambiente que caracteriza a Laverónica y por una excelente selección de música jazz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba