Experiencia Marqués de Riscal, Laurent Perrier

Experiencia Marqués de Riscal, Laurent Perrier en Los Cabuezudos

 

El pasado jueves se celebró en el restaurante Los Cabezudos una cata maridada con una selección de vinos firmados por Marqués de Riscal, la bodega de Rioja más antigua de la región acompañados además de los Champagnes franceses, Laurent Perrier.

IMG-20170615-WA0008 (1)

A la convocatoria asistieron el enólogo de Marqués de Riscal, Rafael Ruiz Isla, Ingeniero técnico agrícola que ha participado en la formación de la mayoría de los Consejos reguladores de las D.O. de los vinos españoles, Cosme Barberán Bernus, delegado de zona de la bodega y la familia Clemente (Ibercoa), distribuidora de la marca en Zaragoza.

En 1858, Marqués de Riscal se convirtió en la primera bodega de Rioja que elaboraba vinos según los métodos bordeleses, en 1972 en la primera bodega impulsora de la Denominación de Origen Rueda, y no hace muchos años inauguró la Ciudad del Vino, con un edificio diseñado por el arquitecto Frank O. Gehry, que supone la obra más vanguardista realizada hasta la fecha por una bodega española. Una vista obligada para los amantes del vino.

A lo largo de su historia, Marqués de Riscal ha sido siempre una empresa innovadora, pionera y referente de un sector vitivinícola en continua transformación. Buscan hacer vinos originales, frescos, elegantes y fáciles de beber, con una clara vocación exportadora, hoy día están presentes en más de 110 países.

La velada en Los Cabezudos se inició con LAURENT PERRIER MILLESIMÉ 2006 que acompaño a un fresquísimo  buey de mar. Tras este homenaje al mar le tocó el turno al primer vino tinto de la noche. Apareció sobre la mesa M. RISCAL FINCA MONTICO 2015 que fue maridado con unas almejas marinera. El  entrecot de vaca “Goya” de Tolosa maridó a la perfección con un MARQUÉS DE RISCAL 150 ANIVERSARIO 2010. Una selección de quesos internacionales con Barón de Chirel 2001 puso el punto final a los platos principales .

Las fresas de temporada  con tres texturas de chocolate acompañados por LAURENT PERRIER ROSÉ cerraron una velada extraordinaria donde los asistentes tuvieron la oportunidad de catar etiquetas difíciles de conseguir en el mercado. Los platos elegidos por el equipo que dirige Carlos Ayora  estuvieron a la altura de las circunstancias. No faltaron los aromáticos cafés y un Gin Tonic de Bombasa.  Noche redonda.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba